Marcela y los calamares poetas

El sábado amaneció con una función muy especial: cuentacuentos para bebés, conducidos por la Ana G. Castellano. Sobre el escenario: cojines de colores, bancos y sillas. Marcela, otro relato basado en un libro publicado por la autora (Editorial Anaya), es la protagonista inicial de la mañana. A Marcela le pasa lo que a otros niños de la sala: que no pueden contenerse y dejan la cama empapada en caliente. Curioso ver cómo ríen los adultos y los niños miran muy fijo. La escena está llena de libros infantiles, papeles y colores, para que Ana cuente las andanzas de un calamar que escribe poemas con tinta de azul ultramar. Pasar la mañana del sábado compartiendo el idioma del tucán o conociendo a cocodrilos verdes que viven en baúles azules. Para aprender a identificar colores con canciones infantiles y libros de volúmenes emergentes. Un placer de la mano de una mujer que extrajo tres cosas de su paso por la Universidad Autónoma de Madrid: la certeza de que no hay nada cierto, “el privilegio de hacer buen teatro” y una licenciatura en Derecho.

Deja un comentario